En muchos países, las personas prefieren utilizar un seguro de salud privado, que el público, debido a la atención, tiempos de espera y comodidades. Sin embargo, puede ser muy costoso recibir atención en una clínica privada. Por lo que es importante tener en cuenta algunos detalles, aparte del monto de la prima, para que el seguro escogido se adapte a nuestras necesidades. Por ello, al estudiar diferentes aseguradoras, es importante ver los siguientes puntos:

  • Definir qué tipo de cobertura se desea adquirir: ya que algunas aseguradoras brindan mejores beneficios para coberturas de maternidad, tratamientos preventivos, hospitalizaciones, entre otros.
  • Revisar los tiempos de espera y beneficios por espera: Todas las aseguradoras tienen estipulados tiempos de espera para ciertas coberturas. Por ejemplo, esperar 12 meses para cubrir los gastos de maternidad, o 6 meses para tratamientos preventivos. También hay aseguradoras que en el caso de maternidad, al esperar 12 meses cubren un monto, pero al esperar 24 meses cubren un monto superior.
  • Evaluar la prima vs. Deducible: Por ejemplo, puede que ofrezcan la opción de una prima de $60 mensual o de $50 mensual. La primera impresión es tomar la opción más económica, sin embargo al escoger la prima de $50 estamos aceptando un deducible de $300, y si preferimos la de $60 el deducible es de $100. Por lo que si evaluamos bien, ese incremento de $120 anuales, nos evitan tener que acumular un deducible tan alto para recibir los reembolsos.
  • Estudiar los pagos inmediatos y reembolsos: Hay varias formas de pago dependiendo de la aseguradora. Presentando 4 escenarios sobre una urgencia médica cuyo costo es de $400, con el seguro #1 hay que pagar un pago único e inmediato de $40, con el seguro #2 hay que pagar el 20% de la cuenta ( o sea $80), con el seguro #3 hay que realizar un pago inmediato de $40 más el 20% de la cuenta ($40+$80=$120), con el seguro #4 hay que pagar el 100% de la cuenta en el momento y si ya se ha cubierto el deducible, se reembolsa el 80% ($320). En cualquier caso, se paga un monto menor al total de la cuenta, pero varía el monto dependiendo del sistema de pagos y reembolsos de la aseguradora.
  • Evaluar las inclusiones de beneficiarios: En muchas familias, el padre o madre incluyen a sus hijos en las pólizas de seguro, lo cual representa un aumento en la prima. Hay aseguradoras que ofrecen un descuento si se incluyen al recién nacido, o que excluyen ciertas coberturas después de haber transcurrido cierto tiempo luego del alumbramiento.

Estas recomendaciones pueden ser de utilidad a la hora de adquirir un seguro de salud. También es muy importante hacer todas las consultas pertinentes al corredor de seguro, para sacarle provecho al beneficio.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: