A finales del mes de octubre de este año Microsoft cierra definitivamente su chat de Messenger.

Hace diez años era raro encontrar a alguien que tuviera un ordenador con conexión a Internet y que no utilizará una cuenta de “Hotmail” para conectarse al “MESSENGER”; además el programa estaba ya instalado por defecto en Windows.

Ahora con la aparición del “SKYPE”, las diferentes redes sociales o el “Whats app”, este servicio de mensajería instantánea se ve obsoleto.

Es curioso que su defunción coincida con la noche de difuntos, porque realmente es la crónica de una muerte anunciada, un servicio que dejará de funcionar para siempre pero que nos enseñó muchas cosas sobre Internet.

La frase de “¿me das tu Messenger?” Era el siguiente paso para seguir una relación que habías comenzado por cualquier otro chat, le daba a la otra persona la oportunidad de entrar en tu lista de contactos y ver la foto de tu perfil. Esta foto era otro detalle a tener en cuenta, los menos osados se ponían las imágenes predeterminadas del programa. Los que querían enseñar su verdadera cara elegían su mejor imagen porque sólo se tenía la opción de enseñar una foto a la vez.

Encontrar una frase de estado que abarcara todo tus pensamientos era un verdadero reto que se terminaba convirtiendo en un jeroglífico para algunos que mezclaban emoticonos con abreviaturas y diferentes idiomas.

Era un chat que ofrecía la posibilidad de compartir fotografías, videos y documentos y además tenía la opción de realizar video llamadas utilizando la “webcam”.

Si alguien se arrepentía de haber agregado a algún contacto desagradable siempre le quedaba la opción de bloquearlo.

Algunos usuarios salían y entraban constantemente del chat para que a sus contactos le apareciera la ventana de “pepito se ha conectado a Messenger”.

Otra herramienta interesante del programa es que si querías tener una conversación tranquila con una sola persona, sin que las otras se sintieran mal porque les ignorabas, podías chatear en el “modo desconectado”.

En definitiva, Messenger es ya un chat obsoleto pero con el que en su día disfrutamos mucho como ahora lo hacemos con “FACEBOOK”, “Instagram” o “Twitter”.

Adiós “Messenger” siempre te recordaremos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: