Una enfermedad seria
Las adicciones son enfermedades que deben tomarse con total seriedad, ya que cualquiera que fuere la adicción desequilibra la vida del paciente y la transforma en un sufrimiento perpetuo.
Se considera a la adicción sexual una verdadera enfermedad psíquica y por ello se la incluido en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (Manual de Diagnóstico y Estadísticas de Enfermedades Mentales ) de Estados Unidos.
Sin embargo a los profesionales de la salud mental todavía les cuesta encontrar la definición perfecta para esta enfermedad cuyo síntoma mas notable es la hiperactividad sexual permanente.
No es suficiente tener sexo con frecuencia para ser diagnosticado con este padecimiento. Pero si a esa actividad sexual intensa se agregan un estrés creciente y una falta de capacidad para cumplir con las obligaciones corrientes de su vida diaria nos encontramos probablemente ante un adicto o adicta al sexo.

Un estudio de la Universidad de California deja en claro que nadie se transforma en adicto al sexo por tener sexo todos los días o mirar pornografía por Internet. En cambio las personas que sienten que sus necesidades sexuales los hacen actuar de manera compulsiva, sin tener en cuenta qué consecuencias les acarreará su comportamiento, son candidatos a ser calificados como adictos sexuales.
En general consideran durante un breve periodo los inconvenientes o problemas que su conducta sexual les puede causar pero rápidamente olvidan los impedimentos y consecuencias, sintiendo que su urgencia sexual es incontrolable y demandante, sin importarles cuánto daño podría causarle a su persona esto: desde perder un trabajo, acabar con un matrimonio o una pareja de muchos años, ser despreciado, poner en riesgo su seguridad física o financiera...Nada le importa a un adicto al sexo: su adicción lo domina.

Los pacientes desorientados.
Un estudio de la UCLA definió a este desorden como “ fantasías recurrentes e intensas; urgencias sexual y conducta sexual compulsiva que duran más de seis meses”
Estas fantasías no deben ser causadas por el uso de drogas, alcohol u otros desordenes mentales para poder ser considerados verdaderos síntomas de la adicción sexual.
Los investigadores llegaron a estas conclusiones después de haber entrevistado a más de 200 personas que habian sido referidas a centros de salud mental sin habérseles dado ningun diagnostico con anterioridad.
Se les pidió a los pacientes que informaran de situaciones problemáticas para ellos como masturbarse, tener cybersexo, tener sexo por telefono o frecuentar clubs nocturnos. La mayoría dijo que el mirar pornografia y la masturbacion se habian vuelto verdaderos problemas para ellos, llegando incluso alguno de ellos a perder el trabajo a causa de estas conductas obsesivas. También es cierto que conductas como la infidelidad pueden ser atribuidas a esta actividad hipersexual, claro que no es una justificación pero para un adicto al sexo es muy dificil mantenerse fiel. Todavía existen muchos puntos oscuros en el origen de esta enfermedad pero la constante investigación y la comprensión hacia aquellos que sufren de esta alteracion de conducta ayudara a traer luz sobre estos problemas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: