Adicción al trabajo

A los adictos al trabajo también se les llama trabajólicos, están tan obsesionados con obtener el éxito profesional que terminan viendo como son anulados en otros ámbitos de su vida. 

La persona que tiene adicción al trabajo le termina concediendo prioridad absoluta al mismo dejando al lado otras facetas que también tienen importancia en la vida. Solo es capaz de vivir por y para el trabajo, la capacidad que tiene de vivir y disfrutar de otros aspectos quedan desplazados a un segundo plano. Esas personas solo encuentran la seguridad a través del trabajo, se sienten como pez en el agua ya que saben como moverse y que deben hacer en cada momento. No sucede lo mismo cuando se enfrentan a otros aspectos que también son transcendentales; como son la convivencia en pareja o la manera que tienen de relacionarse con la familia o los amigos. 

La personalidad del adicto al trabajo

El adicto al trabajo ve la vida como un juego de estrategia donde solo importa una cosa, ganar; para él es un reto en el que las personas solo son un instrumento a los que utilizar para alcanzar el éxito. Nadie puede escapar de esa tela de araña, ni la esposa o el marido, ni los hijos. Para el adicto al trabajo la familia también representa el éxito personal.

Otra característica del adicto al trabajo es que solo buscan el perfeccionismo y normalmente suele tener una autoestima muy baja. Pero también están los que presentan un perfil narcisista, y que cuando creen que tienen algo de poder solo buscan que los demás les obedezcan, no pueden comunicar nada que guarde alguna relación con la realidad y por supuesto tampoco son capaces de comunicar algo que tenga que ver con los sentimientos.

La adicción al trabajo tiene unas consecuencias

Por regla general la sociedad ve bien a este tipo de personas, las consideran responsbles y confiables. Nada más alejado de la realidad, puesto que aunque el esfuerzo es un valor digno de admirar, no se puede pasar por alto que tienen serias dificultades para relacionarse con los demás y que son propensas a contraer enfermedades del corazón y del aparato digestivo. 

La problabe causa de la adicción al trabajo

Sin lugar a dudas una de las causas que puede favorecer esta adicción es la educación que se haya recibido desde pequeño. Si se da una educación rígida los padres están planteando unas expectativas que no son reales. Solo se fomenta la competitividad sin valorar el esfuerzo que hay que realizar para conseguir las cosas. 

 

 

 

 

 

 


Adicción al trabajo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: