- MITO No. 1: Superar una adicción y rehabilitarse es solo una cuestión de fuerza de voluntad. Si en verdad lo desearas podrías dejar las drogas. La exposición prolongada a las drogas en general altera la química cerebral (neurotransmisores) resultando en una poderosa obsesión y compulsión por consumir drogas, además del síndrome de abstinencia que puede ser mitigado por el mismo consumo de drogas. Estos cambios en la química cerebral hacen prácticamente imposible que se pueda dejar de consumir drogas solo usando la fuerza de voluntad.

- MITO No. 2: La adicción es una enfermedad; No hay nada que se pueda hacer al respecto. Según la Organización Mundial de la Salud la adicción es una enfermedad, pero eso no quiere decir que eres una víctima impotente ante tu enfermedad. Los cambios en la química cerebral pueden ser tratados mediante terapia, medicación y ejercicio entre otras alternativas.

- MITO No. 3: Los adictos tienen que tocar fondo para que puedan rehabilitarse. La rehabilitación de las adicciones puede comenzar en cualquier momento, mientras más pronto mejor. Mientras mas tiempo se abuse de las drogas más difícil va a ser el tratamiento. No se debe esperar hasta que el adicto lo haya perdido todo (familia, trabajo, amigos, posesiones.

- MITO No. 4: No se puede forzar a nadie a rehabilitarse, tienen que pedir ayuda. El tratamiento de adicciones no tiene que ser voluntario para que tenga éxito. Las personas que son presionadas por su familia, su empleador o el sistema judicial, tienen la misma posibilidad de rehabilitarse que aquellos que lo hacen voluntariamente. A medida que las drogas abandonan su sistema y pueden pensar con más claridad, muchos adictos que en un principio se resistían a la rehabilitación deciden que quieren un cambio para bien en sus vidas.

- MITO No. 5: El tratamiento no funcionó antes, así que: ¿Para que intentarlo nuevamente? La rehabilitación de la adicción es un largo proceso en el que algunas veces se presentan retrocesos. Las recaídas no significan que el tratamiento no está funcionando o que el adicto es una causa perdida. Es en realidad un signo para volver a intentarlo, ya sea retomando el tratamiento o haciendo ajustes en este.

Ronny Schmatz Wolff

Director

Asersoria Terapéutica

www.asesoriaterapeutica.com 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: