MUCHO SE HA ESCRITO SOBRE CÓMO ADELGAZAR MILAGROSAMENTE: DIETAS IMPOSIBLES, ARTILUGIOS INÚTILES, PASTILLAS QUEMA-GRASA... PERO SABEMOS REALMENTE CÓMO ADELGAZAR DE FORMA SEGURA Y DURADERA?

Existen multitud de dietas para adelgazar, muchas de ellas absurdas e imposible de mantener durante un largo período de tiempo, tanto a nivel orgánico como a nivel psicológico. Orgánicamente, el cuerpo necesita una serie de nutrientes para funcionar correctamente, en mayor o menor medida y si se le priva de ellos durante un largo período de tiempo, podemos tener carencias. Así como psicológicamente, mantener una dieta estricta a largo plazo, puede generar ansiedad, estrés e irritabilidad.

¿Cuáles son las premisas fundamentales para adelgazar de forma segura? Y muy importante, ¿ Cómo mantener el peso ( y volumen)  deseado después de haber adelgazado? Los pilares fundamentales son tres: 1. Alimentación adecuada  2. Ejercicio físico 3. Cuidados cosméticos.

Antes que nada, debemos asegurarnos que nuestro sobrepeso no sea debido a alguna disfunción en nuestro cuerpo y descartar causas orgánicas como puede ser el hipotiroidismo, mal funcionamiento de nuestro sistema digestivo, etc. Una vez comprobado que nuestro cuerpo está en óptimas condiciones, ya podemos seguir estos pasos para adelgazar de forma segura y duradera y mantenernos en el peso ideal.

Cuando, por fin, nos disponemos seriamente a adelgazar, debemos ser realistas y proponernos metas alcanzables. Por ejemplo, una chica de constitución media, nunca tendrá un cuerpo de modelo de pasarela. Hay que adelgazar siempre dentro de las posibilidades de cada uno porque sino puede surgir la frustración al ver que no logramos lo que nos hemos propuesto. Debemos mirarnos objeticamente al espejo y mejorar lo ya existente, no pretender transformar nuestro cuerpo totalmente porque eso es algo imposible a no ser que recurramos al bisturí.

Dicho esto, vayamos a los 3 puntos básicos en un proyecto de adelgazamiento:

1. Alimentación adecuada: Como dice aquella frase célebre "somos lo que comemos". Nada más lejos de la realidad. La alimentación es el pilar básico para poder adelgazar y tener un cuerpo y piel saludables. Nuestro organismo necesita para poder funcionar correctamente hidratos de carbono, proteínas, grasa,verduras y hortalizas y fruta. Para poder adelgazar de forma segura, debemos suministrar a nuestro cuerpo alimentos de todo tipo pero en menor cantidad de grasas ( sobretodo las animales que son las más perjudiciales) y de hidratos de carbono ( pan, arroz, pasta...) pero no prescindir de ello. Una buena dieta de adelgazamiento es aquella en la que sobretodo comemos, verduras y hortalizas ( ensaladas, bróculi, acelgas, espárragos, tomate, zanahoria, etc) y fruta ( kiwi, sandía, naranjas, pera, etc) y en menor cantidad hidratos de carbono y proteínas. Un trozo de pan, una patata al horno, un poco de arroz blanco, un puñado de lentejas, es recomendable pero sin abusar. Las grasas también deben tomarse en muy poca cantidad, pero no prescindir totalmente de ellas pero  es mejor usar aceite antes que grasa animal y margarina antes que mantequilla. En cuanto a los azúcares y repostería, sí debemos reducir mucho su ingesta aunque no pasa nada si un día nos comemos un croisant. Mejor esto que no abstenerse totalmente y luego, en un ataque de ansiedad, pegarnos un santo atracón. El azúcar, mejor limitarlo también y si podemos elegir, mejor el azúcar moreno, más saludable para nuestro cuerpo e intentar tomarlo en la primera mitad del día porque así lo quemaremos. Lo que cuesta más de quemar es lo que ingerimos por la noche, tenerlo en cuenta. Es mejor comer los alimentos con más calorías por la mañana o al mediodía y hacer una cena ligera.

Los malos hábitos hay que enterrarlos si queremos mantenernos en nuesto peso ideal después de adelgazar. De nada sirve estar a dieta durante muchos  meses, si después vamos a volver a los malos hábitos anteriores porque no nos servirá de nada el esfuerzo efectuado.

Estos son los buenos hábitos alimenticios:

-Seguir una rutina a la hora de comer ( desayunar, comer, merendar, cenar...siempre a la misma hora aproximadamente)

-No picar entre horas

- Comer más a menudo pero menos cantidad ( es mejor comer 5 veces al día menos cantidad que 3 y atiborrarnos porque el cuerpo lo asimila mejor y las calorías ingeridas se pueden ir quemando). Lo mejor es desayunar a primera hora, a media mañana tomarnos una fruta, un yogur o alguna tostada, comer, merendar y cenar.

- Quitar de nuesta dieta o reducir las frituras: Cocinar con poco aceite ( sin eliminarlo del todo) y todo a la plancha, al horno o hervido.

- Utilizar condimentos como orégano, albahaca, ajo picado, etc pero no salsas ( engordan mucho y alimentan poco)

-Intentar reducir lo máximo posible la bollería ( croisants, bollos, donuts..) Así como el chocolate y sus derivados.

- No abusar de lácteos y tomarlos siempre que sea posible desnatados o semidesnatados.

-Preferir el pescado a la carne ( lleva menos calorías en la mayoría de los casos)

- Comer pan, pasta y arroz integral ( es más sano y nutritivo y además nos sacia más y se digiere más lentamente con lo cual tardaremos más en volver a tener hambre)

- El marisco, gambas, almejas..Tienen pocas calorías pero no hay que abusar por el colesterol.

-Reducir la ingesta de bebidas alcohólicas ( calorías vacías) y bebidas carbonatadas ( colas, etc.) Hinchan y llevan muchos azúcares ( calorías vacías).

- No abusar de frutos secos. Son muy nutritivos pero llevan muchas calorías. Se puede comer pero con mucha moderación.

Si mantenéis estos buenos hábitos alimenticios, tal vez, perderéis peso  poco a poco, pero os sentiréis mejor, más saludables y le daréis a vuestro cuerpo todo lo que necesita, sin pasar hambre y sin sentiros debilitados y de mal humor.

Resumiendo: Comer de todo, de forma equilibrada, sin abusar de azúcares, grasas y hidratos de carbono ( harinas, arroz...) y comer sobretodo fruta y verdura.

Beber mucha agua también es muy importante. Ayudáis a vuestros riñones e hígado a depurar el organismo.   

2. Ejercicio físico:El ejercicio físico es muy importante a la hora de seguir cualquier régimen de adelgazamiento. Primero, porque ayuda a quemar calorías y segundo porque pone "todo en su sitio". Si adelgazáis y no tonificáis vuestro cuerpo, os quedaréis " fofos" y todo os colgará y no es nada agradable ver un cuerpo delgado con todo colgando...Delgado sí, pero no a costa de todo... Lo recomendable es que cada día hagáis algo de ejercicio físico al menos durante media hora. Tampoco hace falta realizar una maratón. Para las personas que les guste practicar deporte, correr, nadar e ir en bici son buenos deportes para quemar calorías. Pero para todo aquel que no le guste hacer deporte puede optar por algo más suave: bailar, yoga, pilates. Cualquier deporte es bueno, cada uno dentro de sus posibilidades. Si odiáis hacer deporte y no disponéis de mucho tiempo, podéis caminar. Andar a paso ligero también es un buen ejercicio. En vez de ir al trabajo con el coche o en bus, ir andando, subir escaleras en vez de subir con el ascensor, son buenas prácticas que sin daros cuenta, os ayudarán a quemar calorías y a poner vuestro cuerpo firme.

Una cosa hay que tener en cuenta. Cuando una persona hace deporte, quema más calorías y por tanto, tendrás más hambre. Es un error comer menos o igual que si no hiciéramos deporte. El secreto es comer más cantidad de comida pero sobretodo verdura y fruta (o beber zumos de fruta). Sino aguantaréis dos días con la dieta.

3. Cuidados cosméticos: Ya tenemos la alimentación controlada, el cuerpo más firme del ejercicio físico. ¿ Ahora qué nos falta? Una ayuda extra para acabar de estar perfectos: la cosmética. A veces, después de una dieta o durante ella, aunque hagamos deporte vemos que la piel cuelga, que nos salen estrías...Por eso es muy importante perder peso lentamente, para que el cuerpo se vaya adaptando poco a poco al nuevo volumen, tanto a nivel de metabolismo como sobretodo, por la piel. Si adelgazamos o engordamos bruscamente, no le damos tiempo a la piel a recuperarse y adaptarse al nuevo volumen. Por tanto, perderemos peso poco a poco y además utilizaremos cremas hidratantes reafirmantes, para que la piel esté elástica y no nos aparezcan estrías. Si además tenemos celulitis, usaremos una buena crema o gel anticelulítico y sobretodo nos daremos un buen masaje con el producto, ya que es muy importante la aplicación para que sea efectivo. Los mejores productos son los que se absorven con más rapidez.

Espero que con estos consejos podáis conseguir vuestro peso ideal. Tal vez, tardaréis más tiempo y debáis tener un poco de paciencia pero el resultado será más duradero. Es mejor que perdáis 1 Kg a la semana y que os mantengáis en vuestro peso a que adelgacéis 10 kg en poco tiempo y lo volváis a recuperar con la misma facilidad que lo habéis perdido y además con el cuerpo lleno de estrías.

Hacédme caso, las dietas milagrosas no existen.  

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: