foto gimnasia

A ritmo de salsa, zumba, danza moderna...bailar nos aporta fuerza, resistencia y flexibilidad, tonifica nuestro cuerpo, y, además... nos ayuda a adelgazar.

Practicar ejercicio de forma regular resulta indispensable para manenernos en forma, pero, para muchas personas, acudir a un gimnasio, con el paso del tiempo, termina resultando aburrido.

Pero podemos elegir otra forma de movernos, de practicar ejercicio regular de forma más divertida y placentera. Adelgazar bailando es la alternativa más en auge, porque nos permite modelar la figura mientras nos movemos al ritmo de la música.

Los bailes de salón, como la samba o el tango, ayudan a quemar entre 210 y 260 calorías por hora, y con la zumba y el swing se pueden llegar a quemar hasta 500 calorías por hora.

Bailar, todo son beneficios

Moverse al ritmo de la música multiplica los beneficios que aporta la práctica de ejercicio físico regular:

  • Estimula la secreción de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad.
  • Nos aporta fuerza, flexibilidad y equilibrio.
  • Tonifica los brazos, las piernas y los glúteos.
  • Ayuda a disminuir el estrés.
  • Retrasa el proceso de envejecimiento.
  • Permite adelgazar, modelando la silueta.

Muchas academias de baile, en la actualidad, se han sumado a la oferta low cost, con tarifas muy reducidas, a partir de 20 euros mensuales, y algunas disponen, asimismo, de un servicio que facilita encontrar pareja de baile para las prácticas.

Adelgazar bailando es la nueva forma de perder peso, mantenerse en forma y disfrutar de una actividad placentera que nos ayuda a alejar el estrés, a precios cada vez más asequibles.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: