La ley no necesariamente obedece a un ordenamiento justo. De hecho, hay leyes injustas e inhumanas aunque sean “legales” Por ejemplo, fueron “legales” los campos de concentración nazis y soviéticos, la Inquisición, la discriminación racial contra los negros, la inequidad constitucional de género, el arresto a miles de nacionalistas en los años 50 en Puerto Rico, entre otras leyes. En fin, se puede vivir en un estado de “esclavitud legal”

Entonces, el derecho de resistencia al opresor se convierte en un irrenunciable deber cuando padecen los más débiles, los sin voz, los desarraigados, los expropiados y explotados, los huérfanos y las viudas, los niños y los ancianos, los inmigrantes, los marginados y los excluidos, los pobres y los enfermos. Hombres y mujeres que tienen derecho al trabajo, a una vivienda digna, a la educación, a prestaciones sanitarias y a un entorno habitable.

No “todo vale” por parte del Estado, en nombre de la seguridad, sino es como fruto de la justicia que corresponde a una sociedad de hombres y mujeres libres, compartiendo las conquistas de la ciencia, de las técnicas, de la inteligencia y del esfuerzo en igualdad de oportunidades.

No se trata de “buenismo” ni siquiera de tolerancia. Sino de acoger y de comprender, de compartir una misma calidad de vida.

Pero claro, el Estado, alega que defender un derecho a no cumplir una ley injusta es un razonamiento conflictivo y peligroso. Sus representantes creen que no existe ni puede existir el derecho a oponerse a la ley con procedimientos ajenos a la propia ley.

Eso quiere decir que si no está reconocido el derecho a la objeción de conciencia en un caso determinado, esa obligación moral de oponerse a la ley injusta tiene un precio que pagar. No es gratis. Se paga con multas y la cárcel para quien insista en hacer pública su desavenencia con las leyes, y en Puerto Rico, últimamente, con macanazos y disparos terroristas a mansalva (recordando las protestas de los estudiantes de la UPR).

Falta un país que quiera pagar el precio. Casi “na…”

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: