Lo de los medios de comunicación deportivos en España ya es demasiado: buscan a su Dios y a su Diablo; al primero lo ensalzan y al otro lo denigran, pase lo que pase, hagan lo que hagan. Eso es lo de menos.

La última víctima ha sido el entrenador del Real Madrid, el chileno Manuel Pellegrini. Las críticas desde algunos medios contra uno de los mejores entrenadores han sido feroces. Y desde muy pronto.

Ya las dudas se cernían sobre él desde que comenzaron a aflorar los rumores sobre las disputas entre Florentino Pérez, presidente del Madrid, y Jorge Valdano, director deportivo, por el nuevo entrenador. Según algunos medios, el presidente no quería a Pellegrini, pero aceptó las preferencias de Valdano. Ahí comenzaron los posicionamientos de los periodistas: da la sensación de que quien apoya a Florentino critica a Pellegrini, y los que no quieren al presidente, defienden al entrenador.

El caso es que las críticas se centraron, como digo, desde el principio, y se olvidan de que el equipo lo forman los jugadores y el staff técnico. Las rotaciones desde el principio de temporada (algo necesario en el fútbol moderno), la eliminación en primera ronda de la Copa del Rey ante un 2ªB (deberían haber ganado incluso sin entrenador), la eliminación de la Champions (cuando llevan 6 años sin pasar de octavos de final) o el juego del equipo (sobre todo por comparación con el gran Barcelona) han servido a sus detractores para hacer daño. Y lo han hecho de forma exagerada. Porque entiendo las críticas (son incluso positivas), pero lo que están haciendo con Pellegrini se sale de madre.

Por contra, nadie tiene en cuenta lo que tiene en su haber: ser el primero en sentar a Raúl (ya era necesario), ha sabido arreglar los problemas de indisciplina sin hacer ruido (Granero, Guti, Lass...) y ha hecho el mejor fútbol del Madrid desde la época de los primeros galácticos.

Por último, la derrota ante el Barça en el Bernabéu supuso otra lluvia de críticas, pero nadie tiene en cuenta que le está disputando la Liga al mejor Barça de la historia, cuando parecía que nadie podría plantarle cara. Además, están cerca de batir el récord de goles en una sola temporada en la liga española.

Afortunadamente (y sorprendentemente), la afición parece estar de su lado, para desgracia de, por ejemplo, Marca, entre los medios escritos, y Punto Pelota, entre los audiovisuales.

Los primeros han hecho encuestas constantes sobre el puesto de entrenador en el futuro, pero los resultados siempre les han salido mal, y Pellegrini era el favorito de los aficionados. En Punto Pelota, el director y presentador, Josep Pedrerol, atiza una noche sí y otra también al entrenador chileno. Se olvidan, sin embargo, que antes de la llegada de Guardiola al Barcelona, el Villarreal de Pellegrini hacía el mejor fútbol de Europa.

Yo, ni a favor ni en contra. Pero los medios deberían dejar de machacar tanto, e informar un poco más y mejor.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: