Acoso sexual

El acoso sexual es peligroso y se puede producir en todos los ámbitos de la vida. Es posible que lo lleve a cabo alguien muy conocido de la víctima, o alguien que pertenece a su círculo más íntimo y privado

Las principales víctimas de violaciones y acoso sexual son las niñas y mujeres de todo el mundo, pero en los últimos años los hombres también tienen que sufrir estos roces en privado, sin que sean demasiado conscientes de ello.

Sus consecuencias son difíciles de superar ya que afecta a la autoestima de la persona que sufre el acoso sexual, su libertad, a su estabilidad emocional. Llegando a impedir su desarrollo como persona dentro de una sociedad demasiado alejada de una realidad que viven cientos de personas todos los días.

El acoso sexual es considerado como uno de los crímenes que se cometen en privado que está más extendido en el mundo. No se realizan demasiadas investigaciones sobre el mismo y, se cree que por el alcance que tiene es el tipo de violencia más peligroso que se conoce.

Reconocer como se manifiesta el acoso sexual

El acoso sexual se produce en el mismo momento en el que alguien utiliza el sexo como forma de coacción, ya que esto no constituye que haya placer por las dos partes.

Cuando se produce una relación sexual no consentida nos encontramos ante un caso de violación. Este tipo de relaciones no deben realizarse a cambio de algo o por temor a alguien, debe dejarse claro que no se desea mantenerla.

Lugares donde se produce el acoso sexual y quienes lo sufren

En el caso de los niños éste puede producirse dentro del hogar y lo pueden realizar familiares o incluso sus propios padres. La forma de actuar es sencilla, el agresor se aprovecha de la inocencia del niño para realizar todo tipo de mimos y manoseos, y le obliga a que le hagan caricias y mucho más.

En la pareja también se producen este tipo de abusos, pero al ocurrir dentro de la relación de pareja, se lleva de forma silenciosa y, en muchas ocasiones la persona que lo sufre lo hace de forma inconsciente. En su mente no lo identifica como un abuso sino como algo que no le agrada y que lesiona su autoestima.

En el trabajo y en el ámbito académico es habitual que las personas que tienen el mando aprovechen su situación para tratar de conseguir favores sexuales, prometiendo una mejora laboral o en el expediente académico.

Dentro de la vida social de cada uno, el acoso sexual se puede presentar recibiendo piropos de mal gusto o groseros, realizando gestos que son obscenos, o lanzando miradas llenas de lujuria.

Evitar el acoso sexual

El acoso sexual, debe ser analizado por un psicológo quien orientará a la víctima para que siga  una serie de estrategias para paliar los tremendos efectos que este tipo de abusos le han producido. Estas estrategias se enfocan a que la víctima sea capaz de deshacerse de sentimientos como la culpa y la vergüenza y que aprenda a fomentar el hábito de denunciar

 

 

 

 

 


 

 

Violación

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: