Despierto en la noche

y en la penumbra te veo.

Entro en contacto con tu piel desnuda

y el calor abrasador, me produce

sensaciones inusitadas

que me emocionan y me seducen.

Rozo tu piel con mi mano,

te estremeces,  y aún adormecido

nos acoplamos en complicidad

adueñándonos de nuestros cuerpos

para disfrutar de nuestra entrega,

tejiendo lazos de intimidad

que piel a piel despiertan los sentidos.

No existen egoísmos,

la entrega es total

y en alas del pensamiento

¡volamos a la eternidad!.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: