Dándote la bienvenida, repiquetea mi alma

Asestando un golpe justo en mí duro corazón

No lo tomo a la tremenda pero tampoco con calma

Si de solo pensarlo se me transpiran las palmas

De estas manos que a tú lado solo pierden la razón

 

Tú mirada me atraviesa como un facón traicionero

Los faroles que me alumbran donde apoyar bien el pie

Todos sienten en el fondo si el amor es verdadero

Es como la milonga para el que es milonguero

O el domingo en la iglesia para el devoto más fiel

 

Olvidemos asperezas y rencores del pasado

Aprendí de mis defectos y de los tuyos también

No te creas que estoy grande, yo tampoco he madurado

Solo que con el tiempo las heridas se han sanado

Aunque queden cicatrices aún marcándome la piel

 

Reconozco mis errores por mucho que me moleste

Ahora digo lo que pienso sin esperar tu reacción

Me la juego por tu boca y que cueste lo que cueste

Hay que poner azul y blanco para llegar al celeste

Y ponerle un remiendo a ese roto corazón

 

No me inhiben ni molestan las miradas de la gente

Cada cual con su teoría cada cual con su opinión

Porque ya me he acostumbrado a que me llamen demente

Discutí con la mentira porque aprendí a ir de frente

Los años me hicieron hombre sin dejarme otra opción

 

Ahora está todo resuelto o por lo menos aclarado

Ha quedado libre el paso para empezar a vivir

Formemos el futuro, olvidemos el pasado

Ya libramos el camino que parecía atascado

Por que sé que de tu mano es como quiero morir.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: