Acero

El acero es hierro combinado con un poco de carbono y adquiere dureza y elasticidad por el temple. La industria del acero es una de las principales del mundo.

Muchas de las cosas que nos rodean tienen al menos un poco de acero: automóviles, tijeras, refrigeradores, sujetapapeles. Inclusive hay tejidos con fibras de acero.

Su elaboración se realiza en hornos enormes. En estado líquido y caliente, se vierte en moldes para hacer lingotes.

Se les añaden algunos metales para que adquiera distintas cualidades. El níquel lo hace resistente al calor y a los ácidos; además, facilita su ductibilidad. El cromo impide que se oxide. Los automóviles y los aviones tienen piezas de acero cromo, o sea, inoxidable; cuchillos, tenedores, cucharas y equipos de cocina están hechos con este acero.

Los lingotes de acero son prensados por rodillos enormes para fabricar una vasta variedad de productos.

En metalurgia, el acero inoxidable se define como una aleación de hierro con un mínimo de 10% de cromo contenido en masa.1 El acero inoxidable es un acero de elevada pureza y resistente a la corrosión, dado que el cromo, u otros metales que contiene, posee gran afinidad por el oxígeno y reacciona con él formando una capa pasivadora, evitando así la corrosión del hierro (los metales puramente inoxidables, que no reaccionan con oxígenos son oro y platino, y de menor pureza se llaman resistentes a la corrosión, como los que contienen fósforo). Sin embargo, esta capa puede ser afectada por algunos ácidos, dando lugar a que el hierro sea atacado y oxidado por mecanismos intergranulares o picaduras generalizadas. Algunos tipos de acero inoxidable contienen además otros elementos aleantes; los principales son el níquel y el molibdeno.


Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: