fotografía

Poco conocido, sin embargo es un potente antibiótico que puede ser usado tanto exterior como interiormente, no tiene efectos secundarios y se vende sin receta médica. El carvacrol que contiene este aceite es un antiséptico muy potente que elimina las bacterias, hongos, virus y parásitos de todo tipo. Contiene cuatro grupos químicos que lo convierten en un importante curativo. Los fenoles como el carvacrol y thymol son antisépticos y antioxidantes y los terpenos, pineno y terpineno son antisépticos, antiinflamatorios, antivirales y anestésicos.

fotografía

fotografía

Según estudios realizados en la Universidad de Georgetown se llegó a la conclusión que este aceite era más potente que la penicilina y estreptomicina. Debido a su potencia se debe utilizar siguiendo las instrucciones y por ello se recomienda que que para tomarlo los menores de 12 años se debe mezclar con aceite de oliva y alejarlo de los ojos o membranas mucosas. Debido a su acción entiinflamatoria es muy apropiado para atletas y deportistas de todo tipo pues reduce el dolor de los golpes, esguinces, calambres, tendinitis, etc.

fotografía

Para su uso tópico se utiliza directamente de la botella, no obstante, las personas que tengan la piel muy delicada deben mezclarlo con una gotas de aceite de oliva. Enemigo potente de los hongos de las uñas, se pueden tomar interiormente dos o tres cucharadas pequeñas cada día o aplicarlo directamente sobre las uñas afectadas donde hace su efectos pasados unos días. Son numerosas las aplicaciones que el aceite de orégano nos ofrece por lo que debemos tenerlo en cuenta y para los más laboriosos también lo pueden preparar en casa con un ramillete de hojas de orégano fresco.

fotografía

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: