La Acción de no perdonar Nunca

La acción de no perdonar nunca, es mantener presentes y vigentes los pensamientos por aquello que nos hicieron. Una y otra vez revivimos las dolorosas experiencias. Nos sumergimos en un círculo vicioso que nos retrotrae siempre a lo mismo, a experimentarlo nuevamente, llenándonos con pensamientos limitantes. Te preguntas. ¿Por qué me lo hiciste o porque me lo hicieron? Que no llevan a nada. Vivimos obsesionados viviendo en una cotidianidad negativa.

¡Suficiente! Es necesario tomar conciencia de estas conversaciones internas. Debemos observar como seguimos pensando todo el día sobre esa situación o persona, imaginando episodios dramáticos sobre, que le dirías, lo que deseas que le pase de regreso. ¡Hey! Hay que desconectarse ipsofacto. –Entiende- No dejemos que eso afecte nuestra energía de vida poniendo en riesgo nuestra tranquilidad.

A veces el ambiente donde nos desenvolvemos nos hace pensar que para hacernos respetar; hay que defenderse con odio o rabia porque; -es inadmisible permitir que eso nos pase- Creyendo que con esta actitud obtendremos más respeto y que no se atreverán a ofendernos nuevamente. Cuando nos dejamos envenenar con pensamientos cómo; -no te volveré a hablar nunca o, nunca te perdonaré- la vida le cobrará por eso- Los que sufrimos somos nosotros.

Con los pensamientos negativos, nuestra energía interna disminuye, siendo que por el contrario el “otro” ni pendiente, ya todo lo que pasó está olvidado. Se dice por ejemplo; que un 90%de las causas de las enfermedades son emocionales –Un no perdonar recurrente- conduce a dolores de cabeza, estómago, insomnio, presión alta y, problemas del corazón. La carga de rencores y pensamientos negativos por tiempo prolongado no es saludable, pudiendo incluso desembocar en enfermedades más graves.

perdonar

Al no aprender a perdonar, estamos transitando por la ruta del otro no por la nuestra, porque; estamos amarrados a este con nuestros pensamientos. Nos quedamos prendidos y lo empoderamos a él. Por largo tiempo cargamos con un rencor, sufrimos, heridas no sanadas, celos y… La felicidad radica en vivir un presente agradable, con pensamientos positivos.

El pasado es eso; solo pasado

Debemos estar en movimiento perenne y dejar atrás lo demás. Si logramos desconectarnos, pensar y hacer cosas positivas- ¿Por qué no? Trabajar arduamente en estas experiencias y convertirlas en un crecimiento personal, en positivo, lo que te puede permitir a acceder y crear nuevas oportunidades. Seguramente nos sentiremos más relajados en cuerpo y alma, lo cual se reflejará en nuestra faz. Recordemos; de cuanta más carga emocional logres deslastrarte más joven y lozano (a) te verás.

El futuro pone a nuestra disposición una y mil oportunidades. No miremos atrás, enfrentemos el mundo con confianza y fe y echemos mano a todo aquello que contribuya a la felicidad nuestra y la de nuestro entorno- Esa es la premisa-

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: