fotografa

Propio de película de miedo, el paisaje encrespado de estos acantilados donde se encuentra el Faro del Caballo están situados en la entrada de la ría de Santoña en Cantabria. Esta pequeña península es tan empinada que para construir el Faro se construyeron más de 700 escalones tallados en la roca que van salvando el gran desnivel del terreno. Fueron construídos antes de 1863 por los presos del penal de El Dueso que seencuentra muy cerca de la villa de Santoña y que fueron obligados a realizar este penoso trabajo.

fotografia

fotografia

En sus inicios funcionaba con una linterna de aceite luego se cambió por otros sistemas y al final funcionaba con una batería de pilas, no obstante, aunque se inauguró en 1863, hace ya muchos años que no funciona por los muchos destrozos y actos vandálicos que ha sufrido este faro pese a que el acceso no es nada fácil pues hay que subir los más de 700 escalones en algunos tramos muy encrespados.

fotografia

La Guía Repsol en su empeño en buscar lugares interesantes para el turismo, por tercer año consecutivo ha incluído este Faro del Caballo en la lista del concurso del "Mejor rincón de España" donde los internautas pueden votar entre 17 lugares hasta el 26 de agosto que es cuando se elegirán los dos lugares o localidades finalistas.

fotografia

El Faro del Caballo se encuentra al filo del acantilado desde donde se divisa un espléndido paisaje por lo general azotado por el viento y salpicado por las olas del mar. Un recorrido solamente aconsejable para los aficionados a caminar, dispuestos a no desfallecer subiendo las empinadas escaleras que los presos excavaran en la dura roca del acantilado que se asoma como desafiando retador al mar.

Fuente:

www.turismosantona.com

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: