Los procesos de preparación para el embarnizado de la madera varían según la naturaleza del barniz que se quiera aplicar y según el resultado al cual se quiera llegar. Dicho procedimiento ayuda a que esta operación de cómo resultado un mueble uniforme tanto es su textura como su color, en caso de que no sea posible la utilización de plastecido para la obtención de los mismos resultados anteriormente mencionados.

Luego del teñida y pulida la madera se le aplican productos para lograr acondicionar la madera de manera tal de dejarla lo más uniforme posible, y así asegurar un mejor comportamiento de la misma quedando perfectamente adherida superficie.

Este procedimiento se realiza con el fin de aprovechar la mayor cantidad de barniz como sea posible, evitando que la madera lo absorba de manera excesiva.

Los selladores además de tener como objetivo la disminución de absorción de barniz ayudan a que proteger a la madera del tinte que este le deja.

En el caso de los refinadores se puede decir que se encargan de la eliminación de las fibras sueltas y mejoran el pulido de las superficies, haciendo posible la eliminación de asperezas con un suave lijado fino, estas se aplican sobre la superficie deseada ya que son lacas diluidas. Para finalizar se utilizan los glaseadores los cuales contribuyen a la conservación de los tintes anteriormente aplicados.

Cabe destacar que no todos los tintes se aplican sobre una misma superficie, sino que depende del tipo de madera que se esté utilizando, el barniz que se quiera aplicar sobre la misma además del resultado que se quiere obtener.

Los barnizados al poliéster son la excepción de la utilización de los sellos para uniformar la superficie, pero para todos los demás casos si es necesaria su aplicación.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: