El aburrimiento en una relación

Cuando ambos advierten que no cambiaran el modo de ser del otro, dejan de enfrentarse y comienzan a vivir una vida tranquila, aunque no feliz; eso ocurre, a veces, tras una larga experiencia de acusaciones y reproches que han supuesto, como único resultado, una mala vida y una profundización de las diferencias entre uno y otro, a menudo, insalvables ya para siempre.

Si las dos personas que establecen la RELACIÓN tienden al conformismo y no situan en lugar preferente de sus valores personales la vida afectiva, si dejan que ésta haga su camino guiada, sólo, por su impulso, a parace entonces una convivencia rutinaria y aburrida.

Lo más frecuente es que, al establecer un compromiso de CONVIVENCIA, se haga desde el conocimiento que del otro se tiene en el momento en que surge el enamoramiento; hay miedo a descubrir aspectos poco atractivos del otro o que el otro descubra sus aspectos en uno, lo que lleva a una relación inmovilista, carente de dinamismo y que conduce a la rutina.

Las manifestaciones del ABURRIMIENTO en la vida de pareja se hacen muchos más evidentes en la actitud de la propia pareja que en las actividades llevadas a cabo. Cuando una pareja llega a ese estado siente la necesidad de no permanecer sola; se buscan relaciones poco comprometidas con los amigos para poder, así, disimular su falta de interés mutuo. En esta situación, todo resulta más soportable si se comparte, aun con personas con las que no se tiene nada en común.

A menudo se utiliza el término amistad sin que exista más que una complicidad para aligerar la pesada cargade convivir con otra persona. No se trata de menospreciar las relaciones de amistad entre parejas, se trata de poner de relieve que una amistad mal entendida sirve para disimular la pobreza afectica e impide que se puedan buscar alternativas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: