fotografia

Gran número de hogares españoles tienen todos sus miembros en paro y se alimentan de la pensión de los abuelos, las familias que no los tienen han de recurrir a los comedores de Cáritas, rebuscar en las basuras o colgarse de un pino. Esta es la realidad española de hoy. Los pensionistas son los que están manteniendo el poco orden que aún queda pues las manifestaciones se suceden sin parar y parece que esto no tiene fin. Ya produce risa floja ver a la ministra decir que el Gobierno hace "un esfuerzo" al no revalorizar las pensiones para el bien del país. 

fotografia

fotografia

Resulta muy fácil hablar con el estómago contento y los sueldos abultados y seguros, y sacarle unos pocos euros a los viejos pensionistas para convencerlos que es necesario su sacrificio... Según un estudio de la La Caixa que esta comparando la crisis de España con otros países como Francia, Dinamarca o Reino Unido, nuestro país ha experimentado una pobreza severa (el doble que en el resto) y uno de cada cinco hogares españoles se alimenta de la pensión de los abuelos.

fotografia

El informe alerta que el número de hogares en esta situación de desamparo va en aumento y que ya asciende a más de 300.000 familias las que comen con la pensión de sus abuelos, siendo la situación aún más dramática en los hogares monoparentales donde una mujer sola con niños ya viven por debajo del umbral de la pobreza. En algunas familias ya se ha dado el caso de tener que sacar al abuelo o abuela de la residencia para así alimentarse con el importe de la pensión, con el consiguiente trastorno del anciano que necesita cuidados y atenciones que difícilmente la familia le va a dar.

fotografia

Cáritas alerta constantemente que las familias que solicitan comida, aumentan cada día que pasa, pues muchas mujeres separadas o divorciadas, al estar su marido en paro no reciben la prestación para alimentos de sus hijos y tienen que recurrir  a los comedores sociales.

fotografia

La problemática actual de los abuelos pensionistas en incalificable. Toda una vida trabajando y esperando la juvilación para poder darse algún pequeño capricho y ahora su pequeña paga la tienen que dar para que coman los hijos y nietos, sin otra opción de la de no morirse todavía, para no dejar a la familia sin comida.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: