abrazada a la tristeza

Abrazada a la Tristeza

“TRISTEZA”, es una palabra que tiene mucho que hacer qué decir, que sentir, es un estado de ánimo, que a veces nos cuesta comprender, yo personalmente en este momento la definiría como un estado físico y moral que no me deja ser lo que quisiera ser. Cuando se está abrazada a la tristeza, es fácil que el mundo te parezca oscuro e inhóspito que no haya nada que te haga ilusionar. Es posible que el dolor que siento hoy en mi interior no permita que aflore mi buen humor habitual.

Este sentimiento que llamamos tristeza es una de las muchas emociones humanas, o estados de ánimo que tenemos todos. Cuando hemos perdido algo, desde un ser querido hasta un empleo, nos invade esa emoción, nos abrazamos a esa tristeza que de una u otra forma nos afecta.

Pero peor que abrazarse a la tristeza es la soledad, el necesitar un abrazo, un beso, el estar simplemente sentada al lado de alguien que te hable, que te de ánimo. Ayer me sentía “triste”, realmente muy triste, llevo este vacío tan grande, "la perdida de mi hijo"…… Este tipo de tristeza que hoy estoy experimentando a raíz de esta pérdida tiene un nombre concreto -duelo. Cuando la tristeza se empieza a alejar, es posible que tengas la sensación de que te están quitando un gran peso de encima.

Para mí en estos momentos la “tristeza” es como mi compañera inseparable, no me deja, no sé quiere ir, no me quiere abandonar, quizás algún día ella se canse de estar tantas horas y se aleje para irse a hacerle compañía a otra igual que yo. Tengo que poder alejarla de mi vida eso lo tengo bien claro, aunque sé que es difícil pero no imposible de conseguir… ayer conseguí por unas horas creer que no existe la tristeza, que es una palabra sin sentido, olvidada, desterrada. Ayer viví unas horas en que deje de estar abrazada a la  Tristeza... se esfumo de mi vida por muchas horas.

POR: JUDITH ROSARIO

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: