Aborto

El aborto siempre ha tenido sus detractores y del mismo modo también tiene sus partidarios. 

El aborto, siempre ha sido un tema de debate en los diferentes sectores de la sociedad. Las posturas tanto de los que lo rechazan como de los que lo defensores chocan porque son radicalmente opuestas.

La mayor detractora del aborto es la parte conservadora de la sociedad, la que más relación tiene con la iglesia, es la que siempre lucha para que se anulen todas las leyes que legalizan el aborto. Mientras que los se muestran a favor del aborto son los en teoría considerados liberales, tienen una consigna clara quien decide en el tema del aborto es la mujer. Y no les falta razón al fin y al cabo la mujer es dueña de sus actos y de su cuerpo. 

Pero algo falla en las dos partes cuando la única solución y salida es la del insulto e incluso en ocasiones para defender su idea recurren a la violencia. No se paran a pensar que el aborto es un tema serio y causa dolor en la mujer que toma la decisión, no quieren saber nada de los motivos que pueden llevar a una mujer a abortar. 

Los motivos que tiene una mujer para abortar

Sobre el aborto cada persona puede pensar lo que considere oportuno, lo que todos deben tener claro es que ninguna mujer aborta por simple placer o por el echo de abortar.

Los motivos que llevan a la  mujer a tomar una decisión de este tipo son variados. En ocasiones se puede deber a que corran peligro las dos vidas, tanto la de la madre como la del feto. Cuando la mujer ha sufrido algún tipo de abuso sexual, aquí existe unanimidad y nadie pone en duda que abortar es la única solución. También puede darse el caso de que se trate de una mujer demasiado joven para ser madre y que no esté preparada para ello. O que aunque utilice algún tipo de método anticonceptivo este falle, no hay nada que sea cien por cien seguro. Y el último motivo puede ser que no tenga los suficientes recursos para hacerse cargo del bebé. 

La sociedad y el aborto

Como siempre y ya resulta bastante cansino, la sociedad solo se dedica a juzgar, a criticar y a etiquetar a la mujer desde fuera. La sociedad se cree cargada de razones y siempre recurre a la queja y a organizar protestas y a pedir medidas a los gobiernos. No es capaz de aportar ninguna solución. 

Parece que no tiene claro que nadie está por encima de la mujer, ni los políticos, ni ninguna norma social, ni por supuesto la iglesia. En el tema del aborto la única que decide es la mujer. 

 

 

 

 


 

Aborto

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: