ABORTO Y ARREPENTIMIENTO.  ¿Se pueden conjugar estas dos palabras?.  La realidad de muestra que muchas mujeres después de realizar el aborto experimentan en un momento de su vida, un grado de dolor y arrepentimiento  por la decisión tomada.  Hay muchos factores que llevan a una mujer a tomar tan lamentable decisión.  Muchas producto de la desesperación, presiones sociales, condiciones económicas, salud de la mujer o el feto, etc.   Razones pueden haber muchas, justicadas o no, ante los ojos del hombre.   Sin embargo, lo que es cierto que ante los ojos de Dios, el ABORTO ninguna. 

El punto es que a pesar de que Dios no está de acuerdo con esta decisión.   Existe en el vocabulario de Dios una palabra que el aplica a la perfección.  Esa palabra es perdón.  Es decir, Dios perdona a la mujer que se arrepiente de haber tomado esta decisión.  El Señor, quiere sanar su corazón herido y atormentado.   Dios en su infinita misericordia perdona a la mujer arrepentida.  Él quiere sanar esa alma triste que lleva sobre el peso de su conciencia el haber tomado la decisión de abortar. Muchos justifican esta decisión, sin embargo es la mujer quien carga con  esta decisión en su corazón. El dolor y angustia que experimenta la mujer que aborta, no es acaso una prueba que el aborto atenta contra el derecho a la vida.

Para finalizar existen una gran cantidad de testimonios y experiencias que nos llevan reconocer la misericordia de Dios.  Nada más valioso que el derecho a la vida.  Agregamos alguno de tantos testimonios que nos llevan a reflexionar.   Como estos en verdad hay muchos.  Es importante resaltar, a pesar de la herida, el dolor, y las consecuencias psicológicas y emocionales.  Existe un Dios misericordioso que espera  a ese número de mujeres que se sienten arrepentidas por dar el paso del aborto.   Nada lo justica, sin embargo si ya se hizo, Dios en su amor acoge a esa madre arrepentida.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: