Frecuentemente en nuestro país así como en otros, salta la noticia del allázgo de un recién nacido muerto en un contenedor de basura o en un descampado. La historia se repite y estas madres asustadas para que no se conozca su embarazo, toman la cruél decisión de abandonar al bebé. Últimamente se ha conocido la noticia de que en Rusia han instalado unas urnas donde dejar los bebés recién nacidos y podrán abandonarlos sin sufrir represalias por este hecho.

 

fotografia

El objetivo es salvar vidas y por ello estas urnas se instalan en lugares sin cámaras de seguridad para que las madres que quieran desprenderse de un recién nacido no tengan temor a ser descubiertas. En los últimos meses, seis mujeres en Rusia han sido acusadas de matar a sus bebés, por lo que la medida se ha tomado ante el incremento de estos delitos contra recién nacidos. En España, según estadísticas, doscientas madres renuncian cada año a su bebé en el paritorio de un hospital. Se llevan el bebé recién nacido a otra sala y la madre ni lo llaga a conocer. Los niños son dados en adopción y nunca saben de su origen o procedencia.

 

fotografia

Desgraciadamente, no todas las mujeres que tienen un hijo no deseado lo hacen en un paritorio,algunas lo tienen en su casa o en un baño y lo dejan abandonado o lo tiran a un contenedor de basura. Algunos viven si son encontrados pero otros no. Ante esta situación que se repite año tras año, la Comunidad de Madrid pondrá un marcha a finales de este año un sistema de emergencia para salvar niños recién nacidos en el lugar que la madre indique mediante una llamada al 012 o al 112, todos los días del año y a todas horas.

 

fotografia

Este sistema tiene la ventaja de que garantiza la impunidad de la madre y que estos bebés no acaben en un contenedor de basura por el temor de las madres a que se sepa su embarazo por una u otra razón, y que deriva casi siempre en la muerte cruél del bebé. La medida es similar a otros países donde existen buzones para entregar bebés, pero esta vez se entregan mediante una llamada de teléfono indicando el lugar donde pueden recoger al bebé.

 

fotografia

En todos los casos, lo que mueve a tomar medidas es procurar la seguridad del bebé, que siendo su nacimiento inoportuno para algunas mujeres, puede hacer felices a muchos padres adoptivos que desean con mucho amor poder tener un hijo. Una campaña, "Antes de dejarme, haz una llamada", impartirá información en centros de salud, centros de inmigrantes, vallas publicitarias y en estaciones del Metro de Madrid. Todo con el fin de salvar la vida de estos bebés que llegan al mundo sin ser deseados.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: