Me recuesto en tu pecho y su latido
en su vaivén va, viene y me reclama
siento su fuego arder en mis mejillas
y me queman sus llamas...
Y por los surcos y las cavidades
sangrantes de su desaliento
acaricio el compás adormecido
de su movimiento.
Y le entierro mis besos como espinas,
marcando el territorio que poseo,
el espacio donde se unen en conjuro
mi amor y tu deseo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: