La Familia es un sistema, siempre en proceso, que evoluciona y crece gracias a la evolución de sus miembros, aunque a veces, ante ciertas dificultades, puede detener su crecimiento generando sufrimiento en alguna o en todas las personas que conforman el núcleo familiar.

Existen 7 claves para mantener la armonia, la paz y la felicidad en un nucleo familiar:

1- Fijar bien las prioridades

2- Tener sentido de compromiso

3- Trabajar en equipo

4- Mostrar respeto

5- Ser razonable

6- Saber perdonar

7- Poner un fundamento sólido.

 

1- Fijar bien las prioridades:

En los Matrimonios felices, cada esposo pone las necesidades de su pareja por encima de las suyas y de las posesiones, el trabajo, las amistades e incluso otros familiares. El marido y la mujer pasan mucho tiempo el uno con el otro y con sus hijos. Ambos están dispuestos a sacrificarse por el bien de la familia.

Hágase un auto examen. Evalué su orden de prioridades planteándose las siguientes preguntas:

 * Si mi pareja o mi hijo necesitan hablar, ¿Les presto atención lo antes posible?

 * Cuando hablo de mis actividades diarias ¿Suelo incluir las que realizo con mi familia?

* ¿Estaría dispuesto a rechazar responsabilidades adicionales, sean de trabajo o de otra índole, para no quitarles tiempo a los míos?

Si contestó afirmativamente a las preguntas anteriores, quizás piense que ha fijado bien sus prioridades. Pero que dirían su pareja y sus hijos. La opinión que tengamos de nosotros mismos no es el único criterio para evaluar nuestro orden de prioridades.

Tome una determinación. Piense en una o dos maneras de demostrar que su familia es lo primero. (Por ejemplo, reducir la participación en ciertas actividades a fin de dedicar ese tiempo a la pareja y los hijos.)

     “Para alcanzar la meta de tener una familia feliz, hay que dar prioridad a la pareja y los hijos "

 

2 - Tener sentido de compromiso:

Las Parejas felices consideran que su matrimonio es una unión permanente. Cuando surge algún problema, tratan de resolverlo en vez de utilizarlo como excusa para separarse. Si los esposos tienen un profundo sentido de compromiso, se sienten más seguros, pues confían en que ambos respetaran el vínculo matrimonial.

 Hágase un auto examen. Evalué su sentido de compromiso planteándose las siguientes preguntas:

 * Cuando estamos en medio de una discusión, ¿Suelo lamentar haberme casado con esta persona?

 * ¿Tengo costumbre de imaginarme que estoy con alguien que no es mi esposo(a)?

 * ¿Le digo a veces a mi esposo(a) que voy a dejarlo o que pienso buscar a alguien que sí me valore?

Tome una determinación. Piense en una o dos cosas que usted podría hacer fortalecer su sentido de compromiso. (Por ejemplo, escribir de vez en cuando una nota a su esposo, tener fotos suyas a la vista en el lugar donde trabaja o llamarlo por teléfono desde allí tan solo para mantenerse en contacto.)

        “El sentido de compromiso es como una barrera de seguridad que protege el matrimonio "

 

3 - Trabajar en equipo:

Los matrimonios felices respetan el principio de autoridad que la palabra de Dios establece. Ahora bien, trabajan en equipo, o sea, no actúan de forma independiente como si aun fueran solteros. La Biblia indica que son "una sola carne", es decir, que tienen una relación permanente y muy estrecha (Génesis 2:24) Si no trabajan en equipo pronto podrían convertir cualquier dificultad menor en algo grave y empezar atacarse el uno al otro. En vez de combatir juntos el problema.

Hágase un auto examen. Determine si tiene un buen espíritu de equipo planteándose las siguientes preguntas:

 * ¿Considero mi sueldo como "mi dinero" porque fui yo quien lo gano?

 * ¿Limito el trato con la familia de mi pareja aunque este(a) tenga una relación muy estrecha con ellos?

 * ¿Necesito estar sin mi pareja para relajarme de verdad?

Tome una determinación. Piense en una o dos maneras de mejorar su espíritu de equipo en el matrimonio.

        “Si usted y su esposo trabajan en equipo, serán como un piloto y un copiloto que siguen el mismo plan de vuelo "

 

4 - Mostrar respeto:

En todas las familias se producen desacuerdos, pero las que son felices los afrontan sin recurrir al sarcasmo, los insultos u otras palabras hirientes. Los miembros de dichas familias tratan a los demás como quisieran que los trataran a ellos. Las palabras pueden ser una arma de efectos devastadores. Un proverbio bíblico afirma "Vale mas la soledad que la vida matrimonial con una persona peleonera y de mal genio"

 Hágase un auto examen. Evalúe el grado de respeto que se muestran los miembros de la familia planteándose las siguientes preguntas:

 * Si se produce algún desacuerdo familiar, ¿Suele terminar alguien marchándose furioso de la habitación?

 *  Cuando me dirijo a mi pareja o a mis hijos, ¿Los insulto con palabras como tonto(a), estupido(a), loco(a) o idiota?

 * ¿Me crié en un ambiente en donde era común el maltrato verbal?

Tome una determinación. Piense en una o dos maneras de ser mas respetuoso al hablar. (Por ejemplo, usar expresiones en primera persona, " Me siento mal cuando...", en vez de " Tú siempre...")

        “Tal como las olas erosionan las rocas, el maltrato verbal erosiona el vinculo familiar "

 

5 - Ser razonable:

En  las familias felices, ambos esposos son indulgentes con las faltas del otro. Además, no son ni excesivamente estrictos ni demasiado permisivos con sus hijos. Establecen una cantidad razonable de normas, y cuando es necesario corregir a los hijos, lo hacen " hasta el grado debido" La Biblia dice que "la sabiduría de arriba, es razonable" Si Dios mismo no espera perfección de los seres humanos, ¿por que debería una persona esperarla de su pareja? En realidad, ser demasiado quisquilloso solo sirve para crear resentimiento, no para mejorar las cosas. Lo más sensato es aceptar el hecho de que " Todos tropezamos muchas veces"

Hágase un auto examen. Evalúe hasta que grado es usted razonable planteándose las siguientes preguntas:

 * ¿Cuando fue la ultima vez que alabe a mi pareja?

 * ¿Cuando fue la ultima vez que lo critique?

Tome una determinación. Si le costo mucho responder a la primera pregunta, pero no tuvo ninguna con la segunda, piense en como podría ser mas razonable.

        “Quien es razonable se comporta como un buen conductor: esta dispuesto a ceder "

 

6 - Saber perdonar:

Los matrimonios felices aprenden del pasado, pero no llevan cuenta de viejos agravios ni los usan como base para hacer generalizaciones del tipo "Tu siempre llegas tarde" o "Tú nunca escuchas". Tanto el esposo como la esposa creen que "es hermosura de su parte pasar por alto la trasgresión". Dios esta listo para perdonar, pero los seres humanos no siempre los están. Cuando las diferencias se dejan sin resolver, el resentimiento se va acumulando hasta alcanzar un punto en que parece imposible perdonar. Entonces los esposos se aíslan emocionalmente, es decir, cada uno se vuelve insensible a los sentimientos del otro. En consecuencia ambos quedan atrapados en un matrimonio sin amor.

Hágase un auto examen. Mire las fotos de cuando ustedes eran novios o llevaban menos tiempo de casados. Trate de revivir el cariño que sentía por su esposo antes de que surgieran los problemas que empañaron la imagen que tenia de el. Luego piense en las cualidades que les atrajeron de su esposo en aquel entonces.

 * ¿Que cualidades de su esposo admira mas en la actualidad?

 * ¿Medite en los efectos positivos que podría tener en sus hijos el que usted este mas dispuesto a perdonar?

Tome una determinación. Piense en una o dos maneras que podría hacer para no volver a mencionar las ofensas pasadas cuando tenga algún desacuerdo con su esposo.

        “Continúen soportándose los unos a los otros y perdonándose liberalmente unos a otros "

 

7- Poner un fundamento sólido.

Toda construcción necesita un buen fundamento para mantenerse en pie durante décadas, y lo mismo sucede con la familia. Esta no se mantiene feliz y estable así porque sí; necesita apoyarse sobre un fundamento sólido, o sea, contar con una guía eficaz.

   “Si su familia se apoya en un fundamento sólido, podría resistir cualquier tormenta "

Por una familia feliz... Dios los bendiga.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: