5 razones muy humanas por las que escribo lo que escribo

5 razones por las cuales escribo, por las cuales invierto tiempo en mi teclado, por supuesto acompañado de un exquisito café.

Razón 1: escribo porque siento hacerlo, porque desde el fondo de mi ser surge ese anhelo de plasmar en el código binario de mi computadora todo lo que quiero escribir. Escribir es sagrado, es disfrute al máximo de la vida, ya que en cada letra que cobra vida va una parte de mi. Escribo porque es el anhelo perenne de mi alma, que fluye desde la inagotable fuente de agua de mi identidad, que no puede estancarse, quedar retenida por ninguna presa, no, las compuertas se abren y el agua de la vida brota a borbotones para unirse a otras corrientes de agua, y refrescar así nuestras vidas. Escribo porque lo siento.

Razón 2: escribo porque tarde que temprano desapareceré de esta bella tierra, y tengo miedo que no quede nada de mi. Confieso que el temor al olvido eterno es uno de los factores que me impulsan a escribir. Un día le diré adiós a lo que más amo, pero les dejaré mis escritos de amor, mis ideas, mis temores, mis sueños, mis alegrías, mis fracados. De este modo, a través de mis escritos perdurará mi imagen en el corazón de los míos. Escribo porque así viviré por siempre en los que me aman y en los que me amarán.

Razón 3: escribo porque hay tanta gente talentosa, con conceptos e ideas extraordinarias, que me encanta comentar sus aportes. De esta manera reconozco su talento, al mismo tiempo que son motivados por las personas que valoramos su trabajo. Es necesario alentar a los que transmiten lo que saben, porque les da más fuerzas y disposición para extraer diamantes de sabiduría que iluminarán con su perfecta luz la senda de nuestros pies. Escribo para rendir tributo a las mentes preclaras de la humanidad.

Razón 4: escribo porque la información debe transmitirse y retransmitirse, para el mejoramiento del mundo. Como bien se dice, estamos inmersos en la sociedad de la información y del conocimiento, y el futuro de nuestra planeta es directamente proporcional al manejo adecuado, con base sustentable y sostenible, del creciente caudal de conocimiento humano. Escribo porque escribir es vital para el desarrollo humano.

razón 5: escribo porque me gusta compartir lo que he aprendido. Como dicen, es mejor dar que recibir, y en este sentido, ofrecer lo que sabemos, o sentimos, o creemos, a todas las personas con las que entremos en contacto, eleva la calidad de vida de todos. No hay nada más humano que darnos en servicio a la gente que amamos, por eso escribo, para no llevarme a la tumba -sin fruto alguno- los conocimientos y vivencias adquiridos. Y al compartir, recibo. Y al recibir, aumenta la intensidad de mi vida. Por eso escribo.

Escribir hoy Web 3.0

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: