1588: Un calendario de crimen

             1588: Un calendario del crimen

 

                Una gran cantidad de crímenes ocurre en St Andrews durante 1588 y, por lo tanto, en la vida del conferencista legal e investigador local, Hew Cullen, también. A medida que viajamos a lo largo del año con él, su esposa Frances, su cuñado, el doctor Giles, y su hermana Meg, también encontramos algunos de sus casos más interesantes.

La autora estadounidense, Shirley McKay, ha logrado con 1558: Un calendario del crimen (1558: A Calendar of Crime) un libro que ofrece un atractivo paquete de misterio, asesinatos y caos. 1558: Un calendario del crimen contiene cinco historias cortas: Candelaria, Pentecostés, San Juan, San Martín y Navidad. Sin embargo, también hay una sensación de continuidad que normalmente no existe en este género a medida que Hew investiga cada uno de los casos, lo que nos proporciona un sentido de continuidad y la sensación de una sola novela.

En 1558: Un calendario del crimen los crímenes son tan variados como los giros que los mismos producen. La Candelaria anuncia la muerte de un comerciante local cuyo pasado hace pensar en innumerables sospechosos. Pentecostés nos proporciona un cadáver que luego desaparece súbitamente. Para la festividad de de San Juan, el clima es caluroso y la gente se vuelca hacia dicho festival con trágicas consecuencias. El Día de San Martín incluye Halloween así que prepárate para sentir un escalofrío o dos recorriéndote el cuerpo. Navidad trae la fiesta habitual con sus comidas y canciones, pero ya sabemos que en 1558: Un calendario del crimen no todo va a ser feliz.

En 1558: Un calendario del crimen, Shirley McKay mezcla la intriga con una visión histórica maravillosa. Por ejemplo, es de destacar la temática de la superstición en Pentecostés sobre un cierto pájaro. También hay un momento importante cuando se hace referencia a los efectos posteriores de una peste en la Universidad de St Andrews. Y luego están las citas memorables que Shirley McKay nos regala a lo largo de todo 1558: Un calendario del crimen.

Además de los habituales personajes de la familia Cullen, en 1558: Un calendario del crimen alguien del pasado regresa. Colin Snell, uno de los estudiantes que los lectores recordarán por su maldad pura. Sólo que ahora él es un hombre y está por encontrar un destino mejor que la violencia.

En resumen, 1558: Un calendario del crimen tiene todo lo que un buen libro de misterio y acción debe tener. Muy recomendable.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: