15 million credits

Cada ser humano es jugador, al menos así lo dicen algunas campañas de videojuego (prácticamente las de xbox y Playstation 3)

Y tienen razón, es una cualidad que a diferencia de los animales, el hombre se mantiene buscando por decir "trofeos", jugando en todo momento no solo con las opciones en las que nos encontramos en nuestra forma de vestir, de actuar o de sentir, también de pensar, de desarrollar nuevas tecnologías, descubrir cosas que nos permitan crear herramientas para la vida diaria.

Así que en cierta forma es cierto, cada ser humano es un jugador o, todos tenemos un jugador dentro; alguien que siempre esta dispuesto a competir desde el mínimo detalle, hasta lo básico y se podría decir simple como es un videojuego. Algo que nos emite sensaciones instantáneas de superación o derrota bajo los famosos achievements.

Y que decir de esta generación, donde el máximo descubrimiento sería la aparición de los trofeos o logros, pequeñas imágenes con forma de copas que aún siendo eso, simples imágenes, imprimen en la persona un sentir de valor o estatus entre otros “GAMERS

Ahora, imaginemos un mundo donde cada persona se ha vuelto “jugador” de su propia vida diaria, donde los trofeos y los scores o puntos nos marcan lo bien que lo estamos haciendo “más puntos por caminar, más puntos por leer etc” sin embargo todo suena perfecto si tomamos esta posible herramienta para dirigirnos a un mundo mejor. Una herramienta que de alguna forma entregue un sentir inmediato a la persona que la use.

Bueno, según la mini serie inglesa de drama y ciencia ficción Black Mirror, en su segundo episodio titulado 15 million credits (algo así como los achievements) la sorpresa sería bastante mala, por no decir horriblemente catastrófica.

En ella se marca una sociedad que vive para ganar puntos y tratar de no perderlos (así como vienen, se van), si no se mira un anuncio de televisión, se pierden puntos, si se usa la pasta de dientes se pierden puntos, si se intenta quitar o alejarse de la publicidad se quitan puntos. Y, en un mundo donde todo parece lo están cobrando ¿de donde se sacan las ganancias? Pues de andar en bicicleta ¿Por qué? Sencillamente porque el uso de la bicicleta funciona para crear la energía con la que funcionan todas las pantallas de publicidad.

Un escenario aterrador y perturbador que nos habla del mal uso de la tecnología y de cómo la avaricia humana quizá no tiene limites. Además claro de presentar un mundo totalmente estéril, sin niños ni ancianos, con frutas “de plástico” donde todo se resume a una bonita imagen digital y donde las personas han dejado a sus avatars como única forma de presencia para relacionarse fuera de sus hogares, los cuales por cierto, tienen unos reducidos metros cuadrados.

<h2>Ps3 trofeos achievements</h2>

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: