Día internacional del amor y la afectividad

El 14 de febrero

San Valentín, ese bonito día, conocido por todos, esperado por muchos y odiado por otros pocos. Es un día donde se celebra el amor, la amistad, la gratitud, los enamorados salen a pasear por las calles, cogidos por el brazo, cenan fuera de casa o dentro, compran regalos, se halagan, se quieren...

La historia de este día se remonta al siglo III donde un cura romano llamado San Valentín celebraba bodas en secreto entre jóvenes enamorados, razón por la cual fue asesindo( según internet)

La tradición se olvida y queda la costumbre, con la costumbre la economía aprovecha, usa este día para vender todo tipo de objetos, comidas, regalos, etc. todos disfrazados de corazones. Para evitar preguntas sobre el incremento de su precio, los disfraces están muy bien fabricados.

La sociedad sucumbe, todos lo hacemos, nos da igual, todos lo hacen y esa es la excusa. El consumismo devora a los enamorados, los deja sin un duro a mitad de mes, pero eso si, con una sonrisa y la idea de haber hecho lo correcto, pues, todos lo hacen.

¿Por qué no celebramos el amor todos los días?, es decir, no comprar tarjetas, ni ir al cine a ver The Notebook, o salir a cenar, sino amar todos los días con sus más y sus menos, sin tener la necesidad de ahorrar unas cuantas cifras para gastarlas un único día donde casualmente los precios suben.

Por lo que digo parece que me incluyo entre aquellos que odiaban el día de San Valentín, pero sin embargo estoy en el grupo de los que conocen la fecha, ni lo odio ni lo espero. Sólo es un día más en el que puedo expresar todo lo que siento por alguien, al igual que lo hago el 15 de febrero y el 13 de agosto.

Para entender mejor lo que digo, pondré un ejemplo: Vamos a plantearnos lo siguiente, en un mundo hipotético, todos los cumpleaños son el mismo día, no hay forma de olvidarse de un amigo, sabiendo que su cumpleaños es el mismo día que el tuyo y que el de siete mil millones de personas también. Desde el punto de casi todas las personas, como consumidoras de productos, está bien, te encontrarás mucha gente en la fila del súper, pero por lo menos tienes los regalos comprados.

Ahora bien, como organización empresarial encargada de la producción de, ya sea, bombones, juguetes, felicitaciones postales, libros, flores... Lo que se te ocurre es subir el precio ese día y los fronterizos, sabes que las ventas ese día se disparan, y con un incremento del 20% en el precio de cada producto la gente los comprará igual, pues lo haces, y ganas en tres días más que en un año.

Pues, el 14 de febrero, pagas por una caja de bombones con forma de corazón mal hecho un 20% más de lo que cuesta, pagas por unas flores un 20% mas, y así con todo, pero lo importante es que tu pareja esté contenta, ¿qué más da cuanto cueste? Te da igual, que esas empresas se enriquezcan con tus amoríos, te da igual que te roben el dinero con tal de pasar un buen rato con el amor de tu vida. Porque el 4 de marzo no es buena fecha para comprar flores, la sociedad no me obliga, y no tengo la necesidad de hacer algo para demostrar mi amor, porque cualquier día de abril no es bueno para ir al cine.

Queda muy poco para San Valentín, disfrutad con vuestras parejas, pero no gasteis demasiado a ser posible, curraos unos poemas, coged flores del monte preparad una receta de tarta, haced como si fuese 5 de noviembre o 27 de enero, y celebrad que pasáis un año entero con vuestra persona maravillosa, hacedlo siempre o nunca, no solo un día fijado por alguien donde hay que pagar de más por cosas que de normal valen menos.

Feliz San Valentín a todos, ¿qué vais a comprar?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: