Reducir el consumo de agua es necesario, y más fácil de lo que parece:

  • Corta la cisterna: las de doble descarga permiten vaciar sólo la mitad. Las hay con un dispositivo que para automáticamente la descarga.
  • Dúchate: En vez de bañarte, date una ducha; asi consumirás hasta  15 veces menos agua.
  • Vigila los grifos: si un grifo gotea, repáralo enseguida. Instala, además, limitadores de caudal.
  • Reutiliza el agua: recoge y reutiliza el agua que dejas correr mientras esperas a que alcance la temperatura deseada.
  • Que no corra el agua: usa un vaso mientras te lavas los dientes: un grifo abierto llega a gastar hasta 12 litros por minuto.
  • Cierra la llave: disminuye el caudal de agua en tu casa cerrandolo un poco la llave de paso.
  • La lavadora, llena: Pon siempre la lavadora a carga completa (las hay con programas para diferentes cargas).
  • Pon el lavavajillas: Fregar a mano gasta más. Si lo haces, no dejes el grifo abierto: llena la pila para enjabonar y aclarar.
  • Elige bien las plantas: opta por especies autóctonas, que necesitan menos riego, y agrúpalas según su consumo.
  • Controla el riego: instala un sistema de riego con control con control de tiempo y goteo. Si no, riega después del atardecer y usa agua recogida de la lluvia.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: