Los cristianos siempre nos hemos preguntado si Alá, el dios de los musulmanes es el mismo Dios Bíblico, creador del cielo, la tierra y todo lo que en ellos hay, incluida la humanidad?.

Es el Dios que los cristianos adoramos y alabamos y que ellos sencillamente le cambiaron el nombre y le llaman Alá?.

Vamos a analizarlo un poco a través de un pequeño estudio, para ver si es el mismo Dios o simplemente se trata de un dios pagano.

Durante muchas generaciones antes de que naciera Mohammed (Mahoma), el profeta de los musulmanes, los árabes adoraban a unos 360 dioses contenidos en un templo de piedra en la Meca llamado el Kabah.

Entre todos esto dioses estaba el dios luna, el cual era para ellos el principal y el centro de la religión de ellos y le llamaban el Al-ilah, que significa el dios o el ídolo.

Es en sus múltiples viajes como comerciante, Mahoma conoce al pueblo judío y empieza a conocer de sus costumbres y la creencia en un solo Dios todopoderoso.

Creencia que mas tarde enseña a los árabes, y derriban todos los dioses a excepción de uno, el que ellos consideraban el principal dentro del panteón Árabe y que era el centro de su adoración y religión, el llamado con el nombre de Al-ilah y proceden a acortar el nombre a Alá y lo convierten en el único dios.

La arqueología proporciona evidencia irrefutable de que Alá lejos de ser el Dios Bíblico, es realmente el dios luna de tiempos preislamicos, como también es un hecho arqueologico comprobado que la adoración al dios luna era la religión principal del antiguo medio oriente.

Durante los dos ultimos siglos, arqueologos prominentes han descubierto millares de inscripciones que prueban que la religión dominante de Arabia desde antes y durante los tiempos de Mahoma era el culto al dios luna.

Además los Árabes antiguos al igual que hoy habitualmente incluían a Alá en sus propios nombres, por ejemplo: El padre de Mahoma se llamaba Abdallah. Tenía Alá como parte de su nombre.

Por otra parte el símbolo antiguo del dios luna es la luna creciente y es el símbolo oficial hoy día del Islam. Aparece en las banderas de países musulmanes, al igual que encima de todas las mezquitas en el mundo.

En la antigüedad, antes de Mahoma los Árabes adoraban al dios luna postrándose hacia la Meca varias veces al día y también hacían un peregrinaje a la Meca, rodeaban el kabah siete veces y lanzaban piedras contra el diablo. Además ayunaban por un mes. Ayuno que comenzaba con la aparición de la luna creciente y terminaba cuando esta reaparecía.

En la actualidad estos ritos forman la base del Islam: Los musulmanes se postran hacia la Meca, hacen un peregrinaje a la Meca y rodean el kabah siete veces y lanzan piedras contra el diablo. también guardan el ayuno de Ramadán, que comienza y termina con la luna creciente.

Como si esto fuera poco, el Corán y la Biblia presentan diferentes conceptos sobre Dios, especialmente sobre su carácter, que están tan opuestos, que cualquier observador razonable podría concluir que cada libro se refiere a un dios diferente.

El Corán indica que Alá es un dios impersonal que no se puede conocer. A diferencia del Dios de la Biblia que se puede conocer y el desea una relación personal con los seres humanos.

En conclusión el Dios de la Biblia, independientemente de como le llamemos, no es el mismo dios de los musulmanes llamado Alá. Este solo es un dios pagano, el dios luna, antes llamado Al-ilah.

De hecho la confesión básica del Islam no es que Alá es grande sino que Alá es el mayor. Es decir mayor que todos los otro ídolos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: